Unos 400 hondureños inician otra caravana hacia EE UU mientras miles esperan en la frontera con México

41

EFE

Alrededor de 400 hondureños iniciaron este domingo otra caravana con la idea de cruzar Guatemala y llegar a Estados Unidos, una semana después de que otro grupo de más de 2.000 compatriotas saliera del país, muchos de los cuales están a la espera de entrar de forma regular a México, según medios locales.

Este nuevo grupo de migrantes salió desde la ciudad de San Pedro Sula, al norte de Honduras, a donde algunos llegaron el sábado por la noche, y pretenden entrar en Guatemala por el punto fronterizo de Agua Caliente, extremo que no ha sido confirmado ni desmentido por las autoridades hondureñas.

El nuevo grupo busca alcanzar a los más de 2.000 compatriotas que salieron entre los días 14 y 15 de su país y cruzaron la frontera con Guatemala con la idea de llegar a México y Estados Unidos.

En los últimos días las autoridades hondureñas han pedido a los migrantes desistir de su pretensión de abandonar el país con la idea de llegar a Estados Unidos, aparentemente sin éxito.

Quedarse en México

Miles de migrantes de la caravana de Centroamérica, en su mayoría hondureños, cumplen con los requisitos del Gobierno de México de entrar de forma regular e incluso anhelan quedarse en el país latinoamericano en lugar de ir hasta los EE UU por los cambios en política migratoria.

A cuatro días de su llegada a la frontera entre Guatemala y el territorio mexicano, un total de 4.009 personas han solicitado refugio en México, según cifras proporcionadas a Efe por el Instituto Nacional de Migración (Inami). El organismo migratorio ha entregado hasta el momento unas 50 tarjetas de visitante por razones humanitarias.

Los hondureños que migran alegan que se van del país por la falta de trabajo e inseguridad y con la idea de llegar a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

Según la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras, unos 331 hondureños que decidieron abandonar la caravana que salió a mediados de enero regresaron a su país de manera voluntaria a través del plan “Retorno Seguro” que impulsan Honduras, México y Guatemala.

Ya en octubre pasado miles de centroamericanos salieron en caravanas hacia Estados Unidos, y once de ellos, hondureños, murieron en ese intento, según cifras oficiales del Gobierno hondureño.

FUENTE