Se acabó el plástico de ‘usar y tirar’: cubiertos, pajitas o bastoncillos estarán prohibidos a partir de 2021

16

E. O.

  • Los Estados miembros cerraron un acuerdo que deberá ser refrendado en la Eurocámara y el Consejo.
  • Habrá más plástico que peces en los océanos para 2050 si se arrojando al ritmo actual desperdicios al mar.

Europa ha decidido que los plásticos de usar y tirar ya son cosas del pasado. La UE llegó este miércoles a un acuerdo político para reducir la contaminación marina causada por los productos de plástico de un solo uso, mediante la prohibición a partir de 2021 de cubiertos de plástico, bastoncillos y pajitas. Otros productos se irán censurando paulatinamente hasta 2030.

Representantes de los Estados miembros y del Parlamento Europeo cerraron un acuerdo provisional que ahora debe ser refrendado en el pleno de la Eurocámara y en el Consejo de la UE.

Así, la nueva legislación prohibirá en toda la UE los cubiertos, platos y pajitas de plástico, así como los vasos, tazas y contenedores de alimentos hechos de poliestireno expandido para su consumo inmediato o para llevar.

Igualmente serán vetados los productos hechos de plástico oxodegradable, es decir, los materiales que contienen aditivos que promueven la oxidación y que ese plástico se descomponga en microfragmentos. Ese tipo de plástico contribuye a la contaminación del medio ambiente, no es compostable y afecta negativamente al reciclaje del plástico convencional, recordó el Consejo.

Uno de los objetivos principales de la nueva directiva es reducir la cantidad de desechos de plástico que se crea y, en la medida de lo posible, dar prioridad a la prevención y a la reutilización de artículos en lugar de las alternativas de un solo uso.

“La basura en el mar es un problema global creciente”, indicó la ministra austríaca de Sostenibilidad y Turismo, Elisabeth Köstinger, cuyo país preside este semestre el Consejo de la Unión. Recordó que el Foro Económico Mundial, entre otros, advierte de que, por peso, habrá más plástico que peces en los océanos para 2050 si se sigue arrojando al ritmo actual al mar desperdicios de ese material.

Estos son los 10 residuos más habituales

Bastoncillos de algodón: la UE prohibe con esta directiva estos productos que usan plásticos en su diseño. Algunas marcas ya los han sustituido por productos alternativos hechos de papel y cartón.

Cuberterías y pajitas: los cuchillos, tenedores, cucharas, platos, pajitas y agitadores de cóctel hechos con plástico se prohibirían y deberían sustituirse por alternativas hechas de otro material.

Palitos de globos: no solo se prohibirán los palitos hechos de plástico, sino que los fabricantes de globos deberán etiquetar su impacto ambiental en el producto y aportar a la limpieza marítima.

Recipientes de bebida: habrá un objetivo vinculante de al menos un 25% de plástico reciclado para las botellas desde 2025 en adelante. En 2030, todas las botellas de plástico deberán respetar un objetivo de al menos el 30%. 

Tabaco con filtro: por lo que respecta a los filtros de tabaco que contienen plástico, serán objeto de un «esquema de responsabilidad» por parte de los productores. La UE espera que se desarrolle una alternativa viable.

Bolsas ligeras: sus fabricantes deberán contribuir a la gestión y limpieza de los residuos. Una medida adicional que conviviría con los objetivos de reducción ya implantados y que Bruselas ya ha calificado como un “éxito”.

Envoltorios de dulces: los fabricantes de bolsas de frutos secos o de plásticos para envolver caramelos o chicles deberán promover campañas de alerta sobre los residuos y colaborar en la limpieza y gestión de los mismos.

Envases de comida: Bruselas pide una “reducción significativa” de estos envases –muy usados en la comida a domicilio– y se pedirá a sus  fabricantes que colaboren en limpiar y gestionar residuos.

Vasos de bebida: también se pedirá a los Estados una “reducción significativa”; el coste, al igual que con los envases de comida, “dependerá del modelo que elija cada país”, dijo Bruselas.

Toallitas y productos sanitarios: sobre las toallitas húmedas, deberán informar a los consumidores si llevan plástico en su composición y sobre el daño que hacen al medio ambiente si no se desechan en una papelera.

FUENTE