Descubren que un periodista de ‘Der Spiegel’ inventó personajes, situaciones y citas para sus artículos

56

20MINUTOS.ES

  • El periodista inventó reportajes sobre niños iraquíes o prisioneros en Guantánamo entre otras.

Era uno de los periodistas estrella del prestigioso semanal alemán Der Spiegel, pero lo fue gracias a historias que nunca sucedieron más allá de su imaginación. La publicación alemana ha anunciado que ha despedido al reportero Claas Relotius, que “ha escrito muchos reportajes importantes para SPIEGEL, pero desafortunadamente la mayoría de ellos contienen pasajes ficticios. Lamentamos lo que sucedió y trabajaremos en el caso con toda humildad”.

Después de una investigación los responsables de la publicación descubrieron que en los siete años en los que el periodista escribió para ellos hizo invenciones “a gran escala” y sus artículos contenían personas inventadas y citas falsas en más de una docena de artículos, al menos que se haya podido comprobar, porque según reconoce el periódico “no podemos evaluar la dimensión completa del caso” aunque “no dejaremos sin levantar ni una piedra”, han prometido, para descubrir la verdad.

Para más vergüenza, los artículos de Relotius fueron nominados a los principales premios de periodismo, algunos de los cuales ganó.

Algunos de los artículos que Relotius inventó eran historias sobre niños iraquíes secuestrados por el Estado Islámico, sobre prisioneros de la Bahía de Guantánamo o huérfanos sirios que trabajaban en una fábrica turca.

“Ahora luchamos por nuestra credibilidad y, por supuesto, estamos enojados porque Relotius nos ha decepcionado tanto a nosotros como a los lectores“, decía una editorial de Der Spiegel, que sin embargo, no ha querido ser cruel con su excompañero: “En Claas Relotius no vemos a un enemigo” a que “ha estado mentalmente abatido y ha recurrido a los medios equivocados. Él también tiene nuestra compasión“, decía el periódico.

Tal y como recoge Deadline, la historia de Relotius es paralela a la de otros casos de periodistas que inventaron historias como Stephen Glass, quien escribía para The New Republic donde se descubrió que inventó citas, eventos y personas para sus artículos.

En 1998, HG Bissinger hizo una crónica de su carrera y confesó las falsedades periodísticas en un artículo para Vanity Fair, que fue adaptado por Billy Ray en una película en 2003.

FUENTE