Conmoción en Italia: asesinan a una chica de 16 años tras violarla en grupo durante horas

69

EFE

  • Hay dos personas detenidas, ambos senegaleses, mientras que Salvini anuncia el desalojo de pisos ocupados.

Dos senegaleses han sido detenidos por su presunta implicación en el violación y asesinato de una chica italiana de 16 años en Roma, un caso que ha causado conmoción en el país, informó el ministerio del Interior.

Los detenidos son dos ciudadanos de origen senegalés, de 26 y 43 años, sin documentos legales para residir en Italia, y según los investigadores, junto con otras personas “suministraron sustancias estupefacientes a la menor que quedó inconsciente y abusaron sexualmente de ella, causándole la muerte en la noche del 19 de octubre”.

Según los medios, otra persona ha sido llevada a la comisaría también presuntamente por su implicación en el caso.

Fue otro senegalés quien avisó a la Policía de la existencia de una joven muerta en un edificio ocupado y de que un grupo de personas había abusado de ellas, según dichos medios.  

La muerte de Desiree Mariottini en uno de los edificios ocupados del barrio romano de San Lorenzo hizo que el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, anunciase el desalojo de estos centros.

“Haré todo lo que sea para que estos gusanos culpables de este horror paguen hasta el final su infamia“, declaró Salvini en una comunicación a los medios.  

Tras la noticia de la muerte de la joven, el líder de la ultraderechista Liga y también vicepresidente del Gobierno acudió al barrio de San Lorenzo y fue recibido con protestas y gritos de “chacal” cuando intentó visitar el inmueble ocupado.

“En los próximos meses haremos un plan extraordinario de desalojos”, advirtió Salvini, que no pudo entrar en el edificio donde fue encontrada muerta la joven al impedírselo una multitud. Otras personas, mientras tanto, aplaudían y aclamaban al ministro y le gritaban “estamos contigo”.

“He pedido al fiscal de la República que emplee la mano de hierro” contra las ocupaciones de edificios, comentó, para advertir que se emprenderán los desalojos debido a la “peligrosidad social” de estos casos de ocupaciones ilegales.

Antes, Salvini mantuvo una reunión en la prefectura de Roma con la alcaldesa de la capital, Virginia Raggi, y el fiscal general, Giuseppe Pignatone, entre otras autoridades, para abordar el caso.

“Vamos a pedir cuentas a los que han gestionado mal Roma durante años“, dijo Salvini, quien pidió que los ciudadanos informen de las “situaciones de riesgo”.

FUENTE